Saltar al contenido

12 consejos para dominar el horneado con moldes de silicona

Moldes-silicona
12 consejos para dominar el horneado con moldes de silicona

Desde que los moldes de silicona para hornear llegaron al mercado, he sido un gran admirador. Son antiadherentes, flexibles, de colores brillantes y deliciosamente económicos.

Dicho esto, no son perfectos, y he tenido una buena cantidad de desastres con moldes de silicona para hornear. Si estás interesada en comprar algunos moldes de silicona para hornear, o si deseas mejorar en el uso de los que ya dispones, debes teneren cuenta los siguientes consejos y trucos.

1.- Más pequeño es mejor

Descubrí que, en general, los moldes para hornear de silicona más pequeñas (por ejemplo, para mini muffins y para magdalenas) funcionan mucho mejor que los moldes para pasteles más grandes, principalmente porque son más rígidos y menos propensos a doblarse y agrietarse.

Los moldes pequeños de silicona para hornear también son más fáciles de encontrar, menos costosos y los más versátiles (más sobre eso a continuación) disponibles. Entonces, si compras algo, te recomiendo que elijas estos.

Si solo compra un tipo, obtenga los normales, del tamaño de un cupcake. Si está dispuesto a obtener dos tipos diferentes, le recomiendo encarecidamente las tazas de mini muffins.

AmazonBasics - Moldes de horneado, reutilizables, de silicona - Pack de 24
  • Pack de 24 moldes de horneado reutilizables, hechos de silicona para uso alimentario: ideales para hornear, almuerzo, snack, etc.
  • Alternativa económica a los envoltorios de papel desechables. Se puede usar con cualquier bandeja para muffins estándar.
  • Desmoldado fácil: no hay que engrasar el molde; resistente a las manchas y los olores.

2.- Original no significa práctico.

Debido a que los moldes de silicona son tan versátiles y económicos, hay muchos moldes de formas especiales que puedes comprar. Si bien son bonitos, recomiendo mantenerse alejado de ellos. Por lo general, son pequeños y es menos probable que puedan acomodar bien toda la masa, por lo que además tendrás que comprar múltiples moldes de esa forma o hornear una tonelada de lotes.

En nombre de la practicidad, recomiendo ir con solo un molde para hornear grande o un juego a juego compuesto por varios moldes para hornear que puedan adaptarse a una receta completa. Puede ser decepcionante darse cuenta de esto, ¡pero los moldes de silicona para hornear de silicona novedosos y con formas únicas son las últimas compras impulsivas del mundo de los utensilios de cocina de silicona!

3.- Ten una colección diversa.

Amasar una colección de moldes para hornear diferentes o tener vasos de silicona adicionales para hornear a mano para hacer pequeños muffins o cupcakes con la masa que sobra encaja en tu molde siempre es buena idea.

Es bueno tener estos moldes adicionales a mano (incluso si no tienen una forma especial) porque pueden convertirse en divertidas recetas de sobrantes.

4.- Engrasa los recipientes más grandes.

Como dije, los moldes de silicona para hornear son muy convenientes porque generalmente no requieren engrase. Aún así, algunos moldes para hornear, especialmente los más grandes, aún requieren algo de engrasado o mantequilla y enharinado.

Sí, es una molestia, pero marca la diferencia, especialmente porque los pasteles horneados en moldes para hornear de silicona más grandes tienen un mayor riesgo de agrietarse en los moldes maleables que en los moldes de metal.

Sin embargo, engrasar y enharinar los moldes puede ser increíble. Una cosa que hago es sustituir la harina por cacao en polvo cuando estoy horneando pasteles de chocolate. Contribuye a una mejor apariencia exterior y es más divertido de lamer el recipiente vacio.

5.- Grasa para facilitar la limpieza.

Si bien solo los recipientes más grandes realmente requieren engrase, es más fácil limpiar los vasos más pequeños una vez engrasados.

No es necesario engrasar y enharinar completamente estos vasitos, pero podrías considerar rociarlas con algún tipo de aerosol antiadherente para cocinar. Alternativamente, puedes mantenerlos completamente limpios colocando vasos de papel para hornear dentro de ellos y simplemente usando los de silicona como estructura.

6.- El remojo facilita la limpieza.

Limpiar los moldes de silicona más grandes es bastante fácil, pero limpiar los más pequeños (especialmente los moldes para mini muffins) es más difícil, ¡en parte porque hay muchos de ellos!

Esta es la forma más eficaz de lavarlos.

  • Mete inmediatamente las tazas vacías en agua tibia con jabón.
  • Déjalos en remojo.
  • Frota las migas de ellos.
  • Enjuágalos y déjalos secar.
  • Una vez que estén secas, podrás limpiar las tazas con un simple paño húmedo.

7.- Maravilloso tanto para platos dulces y como salados.

Los moldes de silicona para hornear son buenos para algo más que hacer pasteles y muffins. Las tazas para hornear de silicona más pequeñas también son excelentes para hacer:

  • Mini tartas y quiches
  • Aperitivos de hojaldre con queso
  • Deliciosos bocaditos hechos con envoltorios de wonton
  • Y muchos otros bocaditos salados. Así que no hagas dulces con tus tazas; úsalos para todo lo que valen!
moldes silicona horneados

8.- Estos moldes funcionan como recipientes reutilizables.

Además de hornear dulces y tartaletas saladas en tazas de silicona para hornear, recomiendo usarlos (nuevamente, en su mayoría los más pequeños) para algo más que hornear.

Usalos como recipientes para servir en las fiestas; puedes ponerles gominolas, nueces y pequeños dulces, y debido a que vienen en formas y colores tan llamativos, ¡realmente pueden crear un plato de fiesta! El beneficio adicional aquí es que, a diferencia de otras tazas pequeñas para servir, son lavables y reutilizables. Bonito y EcoFriendly

9.- Ahorra espacio y reduce la colección de cocina.

Lo que realmente me hizo comenzar con los moldes de silicona para hornear no sólo fue una atracción por sus divertidas formas y colores brillantes, si no que eran multiusos y ahorraban espacio.

Este tipo de moldes en su gran mayoria se pueden usar con total seguridad en:

  • Congeladores
  • Refrigeradores
  • Microondas
  • Lavaplatos
  • Hornos

Lo mejor de estas tazas y moldes para hornear es que se apilan y ocupan tanto espacio como una taza de café o espresso (dependiendo de su tamaño). ¡Esto significa que podemos usar estas tazas como excusa para deshacerse de algunos de sus moldes para hornear más voluminosos!

Dicho esto, recomiendo aferrarse a sus moldes para pasteles de metal anticuados. Tengo moldes para pasteles de metal y de silicona y NUNCA uso los de silicona. Son solo un accidente esperando a suceder.

10.- Seguir con el metal para confecciones grandes como pasteles.

Como mencioné anteriormente, hay algunos casos en los que desaconsejaría el cambio a silicona. Este es el caso de casi todos los moldes para hornear más grandes. ¿Por qué? Cuando se trata de pasteles más grandes, es mejor tener un material rígido y de mayor soporte.

La única ocasión en la que recomendaría la compra de un molde para pasteles de silicona más grande es si es un molde novedoso de forma especial, pero solo si no puede encontrar la misma forma en un molde de metal.

11.- Ten en cuenta las clasificaciones de temperatura.

Debes estar atenta a la clasificación de temperatura para asegurarte de no derretir accidentalmente tu molde y arruinar todo el trabajo. Diferentes moldes de cocina pueden tener diferentes clasificaciones de temperatura. Por lo general, pueden soportar temperaturas de aproximadamente -40 grdos a 230 grados pero recomiendo siempre conocer los valores de cada molde antes de que creemos un desastre en nuestra cocina.

12.- Haz la prueba del pellizco para asegurarte de que sea silicona pura.

No todas las siliconas son iguales. Bueno, tal vez lo sean, pero no todos se fabrican por igual. Asegurarse de comprar silicona pura es la mejor opción, no un molde que tenga relleno. Añadir de relleno reduce el coste de fabricación del artículo de silicona pero sacrifica su calidad general.

Entonces, ¿cómo saber si es silicona pura?

¡Sencillo! Aprieta la silicona y gírala un poco. Si permanece del mismo color, has tocado silicona. Si se vuelve blanco, tienes silicona con algo de relleno.